Skip to Content

Preguntas Frecuentes

 

¿Son normales ciertas sensaciones?
Cada mujer tiene unas sensaciones diferentesmientras que está dando el pecho (puede gotear o no el pecho contrario, sentir o no un hormigueo
durante la subida de la leche) y todas las sensaciones son normales y no significa que se tenga más o menos producción, es una etapa transitoria.
 
¿Cómo se sabe si tiene hambre el bebé?
Es fácil de comprobar. Se ofrece de nuevo aunque haga solo unos minutos que haya tomado el pecho y, si no lo quiere, es que en efecto no tenía hambre. Tal vez esté perdiendo horas y horas chupando un chupete del que no sale nada. Cuantas más veces mame más engordará.
 
¿Se puede amamantar muy bien al segundo hijo aunque la lactancia con el primer hijo no haya sido satisfactoria?
En la mayor parte de las situaciones las causas se han debido a la desinformación pues son muy pocas las
madres que no pueden dar el pecho.
 
¿Una mujer que no ha recibido de su madre lactancia materna, puede amamantar a sus hijos?
Sí, puede dar el pecho aunque no haya sido amamantada por su madre.
 
¿Se puede seguir dando el pecho aunque la madre esté de nuevo
embarazada?
Sí, se puede continuar, pues no existe evidencia de perjuicio para el niño mayor, ni para el pequeño, ni para la madre. Más información en el libro del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría.
 
¿Cómo puede afectar un susto?
Un susto o el estrés no significan el final de la lactancia, pueden afectar en ese momento, pero se recupera la producción en las siguientes tetadas.
 
¿Se deforman los pechos al amamantar?
Los pechos no se deforman con la lactancia. La lactancia es una fuente de salud y de belleza.
Así, a más duración de la lactancia, más salud, pues es menor la incidencia de cáncer de ovario y de mama, de osteoporosis, de artritis reumatoide.
 
¿Qué ocurre si los pechos están blandos?
Es normal que los pechos estén blandos entre tetadas cuando la lactancia ya está establecida. El pecho aunque esté blando sigue produciendo leche, es un error esperar a que se llene para amamantar.
 
¿Qué hacer si duelen los pezones?
Es aconsejable buscar ayuda para comprobar si la posición del bebé es correcta, si tiene la boca poco abierta o está cogiendo el pecho sólo por la punta del pezón. Si al soltar el pezón está aplanado es probable que el bebé no mame en buena postura.
 
¿Cómo se curan las grietas?
Al recolocar al bebé en buena postura suele mejorar el dolor, y en unos días desaparecen. Mientras tanto es útil tener el pezón al aire varias veces al día, no comprimirlo con discos de lactancia que lo mantengan húmedo, no dar cremas, ni jabones y extender un poco de leche materna, tras la toma, sobre la zona afectada.
El uso de pezoneras parece aliviar de forma transitoria, pero favorece la candidiasis, las mastitis, mantiene la humedad y el roce y favorece que el bebé extraiga menos leche. A veces alivia utilizar un secador de mano templado sobre el pezón.
 
 
¿Cómo prevenir una obstrucción o una mastitis?
Procurar no comprimir el pecho con sujetadores muy justos, evitar los discos de lactancia de forma continuada y el uso de pezoneras, no saltarse tomas y vaciar el pecho si la madre se separa del bebé por algún motivo.No es necesario ni conveniente usar el sujetador para dormir. Si el bebé mama en buena postura y a demanda, extrae bien la leche y previene estos problemas. Si pasa mucho tiempo entre las tomas o no se deja al bebé el tiempo necesario para vaciar el pecho se produce congestión en las mamas. Se puede aliviar dando
el pecho con frecuencia y aplicando calor en las mamas, con ducha caliente o compresas calientes, evitando la zona del pezón.
 
¿Cómo sospechar que la madre tiene candidiasis
en el pezón?
Cuando siente un dolor muy intenso durante y después de la toma, como si le clavaran alfileres por el pezón. Éste a veces se encuentra enrojecido y con aspecto húmedo, pero no siempre. Se trata con medicamentos.
 
¿Hay alimentos que favorecen la producción de leche?
Para aumentar la cantidad de leche hay que dar de mamar más veces y sin contar los minutos, dejando al bebé que esté el tiempo que necesite hasta que se suelte del pecho por sí mismo. No es necesario consumir alimentos específicos para aumentar la producción y es suficiente con una dieta variada. Tampoco es
necesario comer más para producir más leche. Tomar leche y cerveza no aumenta la producción de leche.
 
¿La leche materna sigue teniendo calidad después de los años?
Según OMS-UNICEF, medio litro de leche materna de una madre que lleve dos años de lactancia aporta el 31% de energía, el 38% de proteínas, un 45% vitamina A y un 95% de Vitamina C. La lactancia materna es el mejor alimento aunque el bebé tenga diarrea.
 
 
¿Qué hacer si la madre es fumadora?
Aunque fume la madre, la lactancia materna es la mejor alimentación para su bebé.
 
¿La madre que da el pecho puede tomar medicamentos y continuar con la lactancia?
Casi todas las enfermedades maternas tienen algún tratamiento que se puede hacer sin tener que suspender la lactancia materna.
Más información sobre el tema en
http://www.e-lactancia.org/ Web realizada por el servicio de Pediatría del Hospital Marina Alta. Denia. Alicante
 
¿Qué riesgos conlleva para la lactancia la exposición de las madres a sustancias tóxicas?
Algunas sustancias tóxicas que contaminan los alimentos, el aire o el agua, que se encuentran en muchos productos de consumo (cosméticos, plásticos, productos de limpieza, pesticidas, disolventes, etc.), o que
están presentes en los lugares de trabajo, pueden acumularse en nuestra grasa corporal, contaminar y dañar a los fetos en desarrollo y ser excretados en la leche materna. Quienes investigan sobre el tema recomiendan
la lactancia materna frente a la artificial, sobre todo lactancias de larga duración, ya que se ha visto que puede contrarrestar los efectos nocivos de las sustancias contaminantes y que es más beneficiosa para los niños, las niñas y las madres.
Los bebés alimentados con leche materna durante más de 16 semanas tienen mejor desarrollo mental y psicomotriz que los alimentados con leche artificial.
Además, los niños de pecho tienen menos otitis, neumonías, diarreas, meningitis, alergias, etcétera. Para reducir los riesgos de las sustancias tóxicas sobre la salud de madres y bebés es importante que durante el embarazo y lactancia no se consuman los alimentos más contaminados (grasas animales y pescados grasos). La lactancia puede ser una buena ocasión para hacer una dieta rica en cereales, frutos secos, frutas, legumbres y verduras y consumir preferentemente alimentos ecológicos sin tratar con pesticidas.También es recomendable evitar el uso de sustancias químicas peligrosas en casa o en la higiene personal. Además, es importante conocer qué sustancias químicas hay en nuestros puestos de trabajo, ya que la ley protege el embarazo y lactancia. Para esta información se puede consultar a los Delegados de Prevención de la empresa sobre los derechos para evitar la exposición.
 
¿Es recomendable compartir la cama con el bebé?
Dado que lo habitual es que los bebés se despierten por la noche para mamar, muchas familias optan por compartir la habitación y la cama con el bebé. Algunas lo hacen por comodidad, otras por creer que es lo mejor para sus bebés, y hay quien lo hace por necesidad, porque encuentran que es la única manera de dar
respuesta a las necesidades de su bebé y de poder descansar toda la familia.
El colecho es una opción que se ha practicado durante siglos y aún ahora en muchas sociedades y en nuestro medio muchas familias lo siguen practicando. Es una práctica de crianza que puede ser una experiencia positiva para la familia, que no tiene por qué ser peligrosa siempre y cuando se tomen las siguientes medidas de seguridad.
Hay familias que no duermen nunca con sus hijos por «miedo a hacerlos muy dependientes y no sacarlos nunca de la cama de los padres». Pero de forma natural los niños que comparten cama con sus padres acaban durmiendo solos, si son saludablemente estimulados a ello cuando sus capacidades y edad lo permiten.
La Asociación Española de Pediatría en uno de sus últimos trabajos.«La lactancia materna. Cómo promover y apoyar la lactancia materna en la práctica pediatrica.Recomendaciones
del Comité de Lactancia de la AEP», M. T. Hernández Aguilar y
J. Aguayo Maldonado. An Pediatr (Bar) 2005;
63(4):340-56, dice:
«Para la mayoría de las madres, dormir en
la misma habitación facilita el amamantamiento
y favorece el descanso materno;
además de ser una práctica segura que disminuye
el riesgo de muerte súbita del lactante.
 
MEDIDAS DE SEGURIDAD
• Los padres fumadores o consumidores de drogas
o alcohol no deben dormir con sus hijos.
• La ropa de cama debe ser de la misma medida del
colchón.
• El colchón debe ser de la misma medida de la
estructura de la cama, especialmente la cabecera.
• No deben permitirse almohadas o edredones
sueltos cerca de la cara del bebé.
• No deben permitirse los espacios entre el borde
de la cama y la pared en la que se apoya ya que el
bebé podría rodar y quedar atrapado.
• El bebé debe descansar boca arriba para dormir.
• No abrigar demasiado, ni cubrir su cabeza para
dormir. El exceso de ropa o el exceso de calor de
la habitación aumentan el riesgo.
 
UNICEF en su folleto «Compartiendo la cama con tu bebé» recomienda compartir la habitación y la
cama para favorecer el amamantamiento.